Apasionados del Cine.

jueves, 1 de junio de 2017

GET OUT (USA, 2017) La nueva cara del racismo?

La polémica artificial, la intención de ensuciar una obra y su autor, son vilezas que deberían estar castigadas por la ley, quizá cuando menos repudiadas por todos los que amamos el cine y la tolerancia social.

Por: Deadman.
Twitter: @AzraelHell
Facebook: Cinéfilos Anónimos.
IVOOX: Podcast.

Introducción:

Aclamada por la crítica, reventó Rotten Tomatoes con un 100% por días (actualmente un 99%) la cinta llegó como tren bala a los festivales en los que se presentó la realidad es que Get Out tomó al mundo por sorpresa, en un USA post - Obama que demostró que el racismo, el sexismo y todas las viejas fobias norteamericanas no eran bestias extintas ni tumores extirpados, ese cáncer siempre ha estado ahí, germinando, creciendo bajo la superficie de lo políticamente correcto, de las modas y es a través de la protesta social, de la manifestación artística, de la auto crítica personal como se puede evitar la metástasis, el despertar de esas bestias que han cobrado innumerables vidas, que ha marcado personas de por vida y que ha destrozado familias, condados y a países enteros.

Hay una corriente muy astuta, muy mierda, muy vil tratando de vender en prensa y redes sociales la idea (con toda premeditación y siguiendo una agenda política y de intereses, me queda clarísimo) de que la película es en esencia racista contra la gente afro americana, que es un ejemplo típico de film "bamboozled" (término del Slag cinematográfico que hace alusión a películas en las que se denigra, se hace mofa, humillación, tortura o estigmatización de la raza negra, PERO promoviéndose en el sentido opuesto, o sea "black friendly") y que en realidad este film sataniza a los afroamericanos... nada podría ser más falso, mas vil, mas cobarde o más tendencioso... pero ahondemos en esta película que ante todo, tiene una fuerza gigante más por las intenciones de su escritor y director Jordan Peele que por la historia misma del film, si están listos... ¡Comenzamos!

El montaje, la ambientación y la fotografía crean atmósferas asombrosas en la película.

Plot:

Todo comienza cuando conocemos a la bonita pareja que conforman Chris Whashington (Daniel Kaluuya) y Rose Armitage (Allison Williams) los cuales son dos jóvenes con la relación ideal, ella es joven y hermosa, él un exitoso fotógrafo, Rose ha decidido llevar la relación al siguiente nivel y presentar a su amado con su familia, Chris aunque valora la propuesta pues sabe que es "ir en serio" sí que tiene la preocupación natural del cómo reaccionarán sus suegros pues, a final de cuentas, ella es blanca y sigue sin ser "habitual" en muchas familias que se tengan parejas interraciales, Rose le tilda de flipao, le comenta que si bien la visita puede resultar un auténtico coñazo y la mar de aburrido, no será nada extraordinario por lo cual preocuparse.


Todas las actuaciones son destacables, en especial las de la servidumbre que trabaja para los Armitage, Betty Gabriel hace un papelón como Georgina, la aparente mucama de comportamiento inquietante.

Al llegar el ambiente es tan relajado y tan tenso como el que todos hemos sentido la primer ocasión que conocemos a la familia de nuestras parejas, uno busca que todo salga perfecto y en armonía y la verdad es que jamás será así, las preguntas incómodas, los silencios prolongados, las miradas analíticas y las sonrisas forzadas harán de las suyas pero aún con todo, la visita parece no salir demasiado de lo habitual, hasta que a la hora de la cena, el hermano de Rose, Jeremy Armitage (Caleb Landry Jones) pone las cosas en un nivel auténticamente tenso, aunque esto podría ser bien el típico hermano celoso de que le estén follando a su hermana, pero todo va a tornar incierto, inquietante y perturbador cuando la madre de Rose, la señora Missy, bajo pretexto de apoyar a Chris a dejar el hábito de fumar, intente hipnotizarle... es en ese punto de quiebre donde todo irá a peor, de manera pausada, lenta, pero constante y de manera inexorable.


Este es uno de esos filmes que no nos permiten pestañear, cada gesto, cada símbolo, cada situación podría ser una pista, un indicio de algo por venir... o no ser nada, pero todo cobra sentido si se le contempla en su totalidad.


Crítica/Comentario:

Primero a lo primero, la película: Comenzamos con decirles que a diferencia de lo que nos venden en el teaser trailer, Get Out (¡Huye! en España y Déjame Salir en Latinoamérica) muchisimo más que un film de terror, es un thriller con muchísimo humor negro (irónicamente) que hace uso deliberado y consciente del cliché, del estereotipo y la obviedad situacional, por lo que es común tener chistes de negros, chistes de blancos, gags del cine más racista e incluso el uso de encuadres y tomas que hacen referencia (no homenaje, ojo) a tabloides, rumores e infamias que los esclavistas hacían sobre los afroamericanos en la era del esclavismo confederado, ésto de hecho con la intención total del director de ser aún más ácido y mordaz en su crítica a la intolerancia racial y convertido después en una sucia polémica por parte del sector más conservador de los estadounidenses, pero eso lo veremos más adelante.

Cuando todas los cabos son atados y las cosas toman sentido es cuando la incomodidad se torna en un desasosiego asfixiante.


La ambientación, como siempre señalamos en este espacio, es de vital importancia en cualquier película, pero es especialmente vital en el cine de terror, ya que sin la atmósfera apropiada, la tensión, el mido y el suspenso sencillamente no cuaja, no traba y termina tirando por la borda cualquier guión por bueno que éste sea, en Get Out tenemos un trabajo impecable haciendo la ecuación perfecta ente la banda sonora, la fotografía, la iluminación y las secuencias de cámara, el cual es notablemente laborioso para el género, muchas veces somos los ojos de Chris, otras los ojos de Rose y en otras el testigo presencial, impotente y mudo que solo puede presenciar el todo que los personajes no tienen al alcance, todo en aras de una narrativa que si bien se toma su tiempo, es a su vez un constante in crescendo que no se detiene jamás hasta los créditos finales de la película.


La función del personaje de Rod "Lil Rel" es el de ser el pie en tierra que nos mantiene con entereza durante la película con su sentido del humor y la naturalidad del actor.

Si bien la película narrativamente es lineal, si bien tiene 3 actos muy marcados, la realidad es que el tono comienza a subir desde el primer acto, la normalidad tornando en excentricidad en la casa de los Armitage, el inquietante comportamiento de la servidumbre, la fiesta que se organiza en casa de Rose que no hace si no sumar elementos incómodos y hasta molestos e indignantes a la estancia de Chris, los secretos que esconde la familia,,, todo es una fórmula perfecta que atrapa al espectador en un aire de novedad aún en un género tan trillado, con clichés tan desgastados, como el hecho de que todo se desarrolla en una casa de campo alejada de cualquier vecino, autoridad policial o intrusión "non grata", el hecho de que sea una familia blanca el eje de la trama... y aun así siga siendo emocionante, envolvente y tenga la cada vez mas ausente permanencia en la memoria después de verla, siendo el terror actual mayoritariamente un producto de consumo chatarra, o sea... la veo y la desecho, me sirvió para comer hora y media palomitas de maíz, una soda, los nachos y ¡hala! para casa!.


Casi no tenemos "fan service" con Allison Williams, pero en toda la película luce encantadora, sensual y arrebatadora, imposible no amarla.


Conclusión:

Pocas personas entienden una cosa del cine de terror: cumple una función social. ¿Como coño es esto? fácil; el cine de terror siempre ha reflejado (y lo seguirá haciendo) los temores, las aversiones y las aristas más vergonzosas de una sociedad, es el espejo que devuelve el reflejo más mierda de un sector de personas, de una ideología, de un hecho político, de un momento histórico que marca a la gente, en este caso Get Out es un film que a la postre será parte de los films denominados "post Obama" donde el estadounidense se volteó a ver a si mismo y se preguntó ¿por que carajo estamos dando pasos hacia atrás? ¿por que tenemos a este señor Donald J. Trump en el poder siendo un supremacista blanco y por que tanta gente esta teniendo miedo de cosas que se creían superadas como sociedad? y es que, en este aspecto, a través del humor, el ingenio, el ritmo narrativo y un guión que duele en el alma, Jordan Peele debuta durísimo como escritor y como director dando un golpe en la mesa y gritando a los Norteamericanos: WHY?!!!


El tema generacional, de tolerancia y de tabú son ejes en que también gira la trama, todo de una manera asombrosamente natural, tan familiar y tan cercana que es en eso precisamente donde anida el factor perturbador de todo esto.

La Polémica: 

Muchos pensábamos al ver el trailer, que esta era una película oportunista, con agenda política y con un target incluso demócrata, afortunadamente no es así, es un film oportuno, (no es lo mismo) que lleno de referencias a la infamante propaganda que se hizo de la raza afroamericana, al suspense de Hitchcock, a los ritmos de cámara de Tobe Hooper, a incluso carteles del gobierno confederado y films ya etiquetados como puramente racistas como Birth of a Nation o White Dog, le da una bofetada a la sociedad norteamericana más derechista, mas pro-Trump, al Redneck que sigue sin hacerse cargo de su propio destino y responsabilizándose de su destino, que sigue culpando al que no es como el por sus fracasos, estancados y cortos panoramas y a sus problemas, culpando al gay, al vegano, al negro, al mexicano, al asiático... a su gobierno mismo por lo que no es y no puede conseguir por si mismo.

Obviamente para mi, es de este sector de donde se ha querido ensuciar al trabajo de Jordan Peele diciendo que al contrario, que este film denigra y ataca a la raza negra cuando es todo lo contrario, donde como bien dice el personaje Rod, el mejor amigo de Chris "¡estás en una situación Eyes wide shut hermano, corre echando leches de ahí!" en clara referencia al fil de Kubrick y es que es así, aquí es una juventud negra tolerante a niveles dolorosos, tratando de lidiar con el prejuicio, el escarnio y el desprecio de una generación de viejos que vienen de otro siglo, de otra forma de pensamiento y otra sociedad que han tenido que sosegar sus fobias y sus odios pues ya son inaceptables en este siglo XXI por lo que, escondidos en la "normalidad" y la "tolerancia" están podridos, consumidos de odios y miedos raciales por dentro, envueltos en sus demás compañeros en esta élite decadente que se niega en el fondo y en las formas a aceptar que todos somos iguales... y es en esa "normalidad" donde Get Out nos señala, que se esconde la mierda, justo debajo de la alfombra. Muy recomendable, muy memorable.

Esta escena es durísima, sin ahcer spoiler solo les diré que fue de las escenas más reproducidas (en dibujo) durante el gobierno confederado en los Estados Unidos, quienes advertían del "peligro ante los negros que ahorcaban a sus amos mientras duermen" para que jamás se confiase en ellos, una de las referencias mas evidentes en el film.

Calificación final: 8.5



¡Hasta la próxima! 

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario! =)

 

Te estamos buscando!

Si quieres colaborar con este blog puedes mandar tu reseña al correo: francisco.tijerina@live.com ¡Todo el crédito es para ti!

Contacto y contrataciones.

Al Twitter: @AzraelHell

Gracias por tu visita.

Te esperamos muy pronto de vuelta!